viernes, 29 de marzo de 2013

Sueños

Ayer justo tras haber disfrutado de la madrugá sevillana, descubrí cual era mi momento favorito del día.

 Es aquel en el que llegas a casa y te quitas los zapatos(primordial si  mides 1,60 y vives enamoradas de los tacones), aquel en el que te pones el pijama y te metes en la cama pero notas que aún no tienes sueño. Es, entonces, cuando te arropas bien si es invierno o te desarropas si es verano, y empiezas a pensar en todo aquello que hiciste ese día. A muchas de las que vomitamos azúcar y cabalgamos la vida a lomos de un unicornio rosa nos da por imaginar historias que jamás sucederán, pero que dejan paso a sueños difíciles de olvidar.

martes, 26 de marzo de 2013

Martes Santo

Aquel año cuando decidió de la noche a la mañana salir de monaguillo delante del Cristo de la Buena Muerte, todos nos quedamos anonadados. A los 3 González Boza nos va gustando la Semana Santa conforme nos vamos haciendo mayores, somo así.

-Papá
-¿Sí? 
-¿Vamos a ir Papá?
- Claro 
- Pero llueve...
- Bueno hay que tener esperanza...
-Papá, hoy es Martes Santo
-Así es
-Estoy muy nervioso
- Papá ¿Tú qué sientes?
-Siento que hoy es Martes Santo, que las calles de Sevilla ya huelen a azahar, que la primavera ha llegado. Siento que ya es hora de terminar de planchar las túnicas, de comer algo de ese puchero que tú madre prepara cada Martes Santo y que hace que la casa huela cómo tan sólo ella sabe cocinar. Siento que ya es hora de que nos preparemos y lleguemos andando hasta la capilla de la Universidad,  tras varios minutos nos llamarán para colocarnos en fila y coger nuestros cirios. Poco después el Cristo de la Buena Muerte cruzará las puertas de la Universidad camino de la Catedral para realizar estación de penitencia. La Virgen de las Angustias también nos acompañará. ¿Sabes? Llevo casi 28 años esperando este momento, más presiento que este año no será. 
-¿Está lloviendo verdad?
- Sí, y aunque no llueva ahora, lloverá.
-Esto es una mierda papá, llevamos 3 años así, a este paso se me quedan pequeños los zapatos y la túnica y no estrenaré. 
-Ya... Pero ¿Qué hacemos?
-Supongo que esperar, un año más. 


Hoy me quedo un año más sin veros desfilar. Salí de casa con un cielo encapotado y sabía que la hermandad de los estudiantes no saldría por la lluvia, más la ilusión y el orgullo de verlos salir permanecía en mí. Los acompañé, en la lejanía, haciéndoles fotos sin parar. Ambos iban ilusionados aunque a sabiendas de lo que iba a pasar.  La lluvia se llevó nuestras ganas una vez más. Otro Martes Santo que me quedo sin veros en la calle, con los cirios encendidos por Sevilla. Me quedo sin esos gestos con los ojitos y las manos que nos hacéis a mamá, a  Carlos y a mí para saber que sois vosotros. Me quedo sin ver a los pasos entrar para recogeros después, llegar a casa, y comer en la cocina unos pinchitos con patatas recién hechos que sientan de maravilla tras una tarde llena de anécdotas que contar. Me quedo con las ganas, otro año más, de mirar hacia al lado y decir "ahí van, son mis nazarenos". 
Bueno, habéis vuelto algo más temprano y aún así mamá pondrá pinchitos para cenar. No nos podemos quejar. Ya me estáis llamando para poner la mesa, y sí ya voy, antes tengo que decirte a ti que gracias. Gracias por contagiarme esa ilusión y respeto por la hermandad, por enseñarme con cada paso que das y sobre todo, por dejarme aprender de ti. Por ser sincero conmigo y apoyarme en lo mío. Lo mínimo que te debía hoy era estar allí, y aunque sé que no pudo ser, no te preocupes, no tengo prisa, el año que viene será. 

Habiendo pasado el martes la semana se ve de otro color. Es cierto que saldré a ver las demás, más la nuestra no saldrá, por eso simplemente, a mí igual que a vosotros me queda esperar otro año más. 


domingo, 17 de marzo de 2013

En su punto

Necesitaba descansar...descansar mis dedos sobre estas teclas que resuenan por mi casa en una noche oscura, silenciosa y que, parece nunca acabar. Prefiero no mirar si quiera el reloj, más la oscuridad de esta noche es apreciable tras los barrotes de mi vieja ventana gris y que me lleva a pensar que hace horas que Cenicienta regresó a casa dejando atrás su zapatito de cristal.

Cartier Bresson
Bendito silencio.

"Bendita oscuridad, voy a poder fingir que estás" Eponime, Los Miserables. 

A mi izquierda una fuerte luz alumbra a mi vieja Olivetti. Maravilloso regalo. 

Nunca fui chica de fiestas, aunque si partidaria de aquellas que celebraba la Liebre de Marzo junto al Sombrero Loco a la hora del té. 

En frente mía la leche parece hervir. El bote de Cola Cao espera ya junto a mi taza del Oso Yogui. Mi cucharilla, azul y blanca, que tomé prestada de aquel avión de Iberia espera ansiosa para procurar una mezcla perfectamente homogénea. Los grados de temperatura ya son exactos. Ya me lo dijeron una vez, el Cola Cao y la ternera, siempre en su punto.

 Creo que también deberíamos aplicarle esta regla a los hombres.

Lo que me sucedió a continuación fue digno de una novela de Julia Navarro, pero ya mañana será otro día. 

¿Acaso hay algo más apasionante que cambiar el mundo?





No veía la hora de descansar, de ese tiempo de relax que me invita a estar en pijama, con el pelo a medio secar y la reproducción aleatoria activada. Bendita sea...

Bendita, bendito como nuestro nuevo Papa, por el cual dicho sea de paso tengo pasión, creo que me estoy enamorando y todo.  Esta semana, como las anteriores, han pasado muchas cosas en nuestro pequeño globo terráqueo. Lo cierto es que cuando las portadas de los diarios se inundan de bombazos, yo siempre me pregunto si cuando yo trabaje, en radio, televisión o prensa ( tal y como están las cosas no podemos ponernos estupendos) habrá noticias que contar de este calibre. Una inquietud periodística que me abruma , aunque solo el tiempo me dará la respuesta.

Como iba diciendo, esta semana nos brinda un nuevo Papa: Francisco I. Está muy bien eso de tener un Papa nuevo, ya saben aquello que dicen de "Papa nuevo, vida nueva", o al menos, eso es lo que él anda diciendo respecto a la información recientemente publicada en la que se le involucra como cómplice de la dictadura de Argentina  (1976-1983). Según EL MUNDO, el ahora Papa, reveló al régimen el paradero de dos curas obreros; más el propio Papa ya aseguró que hizo todo lo que estaba en su mano para conseguir su liberación. "Me moví como loco" fueron sus declaraciones, y estas hacen que me imagine al nuevo Pontícife cual Maradona corriendo por el centro del campo para marcar gol en la contraria portería.  Lo admito tengo una imagen de Argentina demasiado esterotipada por este boludo. Al fin y al cabo, estas declaraciones, según Lombardi : "calumnias de una izquierda anticlerical", nos afectan a todos... bueno a todos no, creo que a España no, que tal y como están las cosas decide que lo mejor es que  Gallardón, Margallo, Fernández, Los Príncipes de Asturias y Rajoy se vayan de excursión a Roma, para la entronación del Papa.

                                                           ¡¡EXCURSIÓN !!

Mientras, los de aquí volverán a reformar las pensiones,  se ve que no se ha recortado bien por la línea de puntos. Se eleva a 35 años el periodo mínimo de cotización para conseguir la jubilación anticipada, por lo que querida generación perdida, la mía, y de la que les hablaré otro día, olvídese de esta maravillosa medida.

Europa, mientras tanto, ha mandado a España  a la esquina de pensar. Y es que, el Tribunal de Justicia de la  UE otorga poder a los jueces para frenar los desahucios.  Parece que al fin alguien escuchó las voces que llevaban meses gritando.

Pero sigamos con una semana que nos deja con un juicio en el que por lo que he podido leer, trae al juez Ruz por la calle de la amargura, poco el muchacho no trabaja desde luego, porque le ha pedido todas las operaciones en efectivo de los últimos 15 años. Menos mal, que alguien me ayuda a levantar el país... Y hablando de país, he podido leer que el cuerpo de Chavez no puede ser embalsamado... Vaya por Dios. Una lástima, mi madre, que se ha unido al jueguecito de los medios de comunicación de dar versiones de los hechos diferentes, dice que eso es porque ya lleva muerto mucho tiempo, vamos, que estaba muerto antes de que lo anunciaran. Sinceramente y tal y como están las cosas la creo, total una más de tantas.

Una semana en la que no podemos olvidar que el Barça daba muestra de su talento y el Málaga de su coraje.

Ah por cierto, Jimenez Losantos pasa a ser gatito mojado, mientras que ABC PUNTO RADIO daba su última emisión apenas hace unos días.

Fin de semana, Domingo. Y los periódicos lanzan en portada que los soldados españoles maltrataron a prisioneros marroquíes en Diwaniya.

Afortunadamente, no todo son desgracias, y me apoyo firmemente en sonbuenasnoticias , ese portal que me visito cada mañana para poder sonreír: han sido liberados 21 cascos azules en los Altos de Golán, EEUU reduce su tasa de paro ( a ver si se nos pega algo más que copiarle los uniformes de los colegios) y 2.200 millones se emplearán para combatir el cólera en Haití.

Mañana empieza una nueva semana, para muchos en mi ciudad el Domingo comienza la semana más grande. Quizás esta semana, intensa, no fue la semana perfecta... pero ¿Acaso existe la perfección como tal? ¿Qué sentido tendría que todo fuera como tendría que ser? Propongo intentar, y fallar, ser mejores, cada uno en lo que puede, a su manera, porque los tiempos que corren no son buenos y por desgracia las noticias tampoco, más

¿Acaso hay algo más apasionante que cambiar el mundo?






miércoles, 13 de marzo de 2013

Habemus Papam

Tras escuchar las palabras del nuevo Papa, Francisco I, Jorge Mario Bergoglio para los amigos, me dispongo a contarles lo que esta tarde soleada, casi primaveral, del 13 de Marzo ha supuesto para mí. Me encontraba en mi cuarto, ordenado mi desorden para variar, cuando de repente vi un tweet :"HABEMUS PAPAM". Corriendo por el pasillo como si no hubiera mañana he gritado "Pon la tele que ya hay Papa", y mi hermano pequeño que se apunta a una ronda de aspirina, ha gritado "oeeeeeeeeeeeeeeeeeee" como si el Barça le hubiera marcado otro gol al Milán... Sí, otro.

Acto seguido, cada uno ha cogido sitio en el salón para presenciar, sin duda, e independientemente de su creencia o no, un acontecimiento importante para la sociedad, para el mundo. Esto no lo digo yo porque lo opine, que también,  sino porque el acto tiene relevancia pública.  "Y eso es así y los pimientos son asaos"  (Me encanta esa frase y tenía que meterla).

Mientras tanto en Twitter  se empezaba a cocer la emoción: "Con este nuevo Papa ya he conocido más Papas que presidentes de la Junta de Andalucía" 


La tercera fumata blanca, la quinta votación en el tercer día de cónclave cardenalicio y ... HABEMUS PAPAM. Serían dos horas las que nos tocaría esperar para saber su nombre. Pero al fin, se encendió la luz del balcón de la Logia de las Bendiciones, y pocos minutos después el cardenal francés Jean-Louis Tauran, con una mirada desconcertante, y en calidad de diácono protodiácono,  nos daba a conocer su nombre: "Francesco I". La plaza del Vaticano gritaba y ... Twitter hervía. Muchos mostraban su alegría con palabras que rozaban el cielo ( en cierto modo, era oportuno) y muchos otros criticaban a la Iglesia, eso sí, con su papeleta de sitio recién sacada para realizar estación de penitencia dentro de dos semanas.

Primer Papa jesuita y primer Papa hispanoamericano. No está mal para empezar la revolución en la Iglesia ¿No? Un Papa seguidor del San Lorenzo de Almagro, dato importante donde los haya (nótese la ironía). Cuando salió al balcón quizás le vimos demasiado serio. Más cuando comenzó a hablar, la simpatía y cercanía eran evidentes. También la comicidad se hacía protagonista de sus palabras:

"Vosotros sabéis que el deber del cónclave es dar un obispo a Roma, y parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo al fin del mundo"

Ya hubo quien lo quiso de Papa en 2005, más se ha podido saber que con lágrimas pidió al resto de sus colegas que se abstuvieran de elegirlo. Mira por dónde campeón, que de esto no te libra ni Dios.

A pesar de esta elección, en un principio se apostaba por Scola, que ya había desactivado su cuenta de Twitter, pero la sorpresa fue grande. Se han roto, una vez más,  las estadísticas, los moldes y lo que se suponía que iba a pasar y que no pasó. ¿Qué vergüenza no? Aunque claro, para vergüenza la que me da una de las corresponsales de TVE, Mavi Doñate, que le pregunta a unas españolas, murcianas,  qué opinan de los candidatos y que estas no tengan ni zorra, con perdón, de lo que se esté hablando. Y enciman se reían.  Pero así somos nosotros. Olé. Pero vamos, visto lo visto y después de lo de Ortega Cano de esta semana... mejor sigamos que me descontrolo.




Y yo como si me sintiera interrogada por la ya nombrada periodista que tanta vergüenza me ha ocasionado, me pregunto mientras el telediario me recuerda la penosa sesión de control del Gobierno que hubo esta mañana: "¿Qué esperas de Francisco I?

*Cercanía, con sus seguidores, con el mundo que le rodea. Ojalá un Papa que conviva codo con codo con sus fieles, que se pegue a ellos como las masas en el metro. Y por lo último publicado apostaría que sabe de lo que le hablo.
*Sencillez, como la que mostró al despojarse de parte de su atuendo.
*Contacto, aunque mezcle los idiomas.
*Limpieza y renovación dentro de la Institución.
*Revelación, contra lo establecido, una revelación que haga que la Iglesia se regenere y se adapte, en la medida de sus posibilidades a la actualidad.
*Cambio y por qué no, un Papa Twittero.

Y ya paro que es una lista para el Papa y no para los Reyes Magos.

Además, por muchas palabras que pusiera, jamás lo habría definido mejor:

"Un pastor que anuncie el evangelio y la misericordia; un buen pastor capaz de dar la vida por sus ovejas" Cardenal Ángel Soldano, en la misa Pro eligiendo Pontífice. 



¡Ah! su acento: lindísimo.


martes, 12 de marzo de 2013

Ilumíname

Mi amiga Ana, mi bff como yo la llamo, me ha dado una idea genial. Se trata de crear un espacio en el blog en el que cuelgue las fotografías que voy haciendo (cuando me da la vena artística) y escriba aquello que me retransmita, eso que es capaz de transmitirme un espacio cuadrado/rectangular lleno muchas veces, de cosas que no podemos imaginar. 

Pues bien, hoy inauguro esta sección con una fotografía que hice en Salamanca. Confesaré,  por absurdo que parezca, que  me encanta fotografiar farolas. Las farolas son mi invento preferido. 

Son, como los  amigos,  se encienden cuando las necesitas. 

Cuando caminas a oscuras por la ciudad te acompañan, para mí son las estrellas de la ciudad, porque con tanta polución pocas estrellas se ven en la ciudad. Lo cierto es que me hubiera gustado ser farolera. Es una profesión sacrificada y que no conocí porque apenas llego a los 20, pero me llama la atención la figura de un individuo que cada mañana se ocupara de apagar luces y encenderlas cada noche. Sería algo así como tener un súperpoder. 
Apagado, rgonboz

lunes, 11 de marzo de 2013

Exactamente ahora


Ayer hizo exactamente una semana que no escribo nada. Perdón... también por el retraso. Pero en esta tarde lunera al fin me reencuentro con vosotros. Iba a contaros por qué no he escrito a pesar de que la inspiración se acuesta conmigo día sí y día también pero ayer vi la película de Mary Poppins y he empezado a aplicar su regla en mi vida: "Nunca doy explicaciones". 

Pues bien, el post de hoy viene, indudablemente motivado y dedicado a mi gran amiga Piluca. Mientras todos dormíais hace una semana, ella me mandó varios mensajitos por Whatssapp para explicarme qué sensaciones le habían trasmitido mi última entrada en el blog. Cuando el lunes por la mañana me desperté y vi todo lo que me había escrito no pude sentirme más feliz. El lunes parecía viernes. Por ello ante todo GRACIAS, por todo y por tus frases, y tu inspiración. Jamás hubiera imaginado todo esto cuando te conocí hace tan solo 3 años.
Ella me habló de que a veces nos comemos demasiado la cabeza, vivimos rápido y en ocasiones ni siquiera nuestras acciones están motivadas. Nuestras vidas funcionan como relojes, dan vueltas y, cuando menos te lo esperas... el reloj se para.

"Prométeme que vas a vivir, no a existir, sino a VIVIR" 

"Da igual, prueba otra vez, fracasa otra vez, fracasa mejor"  S. Beckett

"Vive, pero hazlo siempre de forma auténtica"  


Quizás les resulten frases muy "tqm", muy cursis y quinceañeras total, pero que al encontrarlas escritas en mi teléfono y leerlas de camino a la universidad, en ese trayecto del autobús que se me hace tan aburrido, han adquirido para mí un gran significado. Ahora, con permiso de mi Piluca, me gustaría compartirla con vosotros. Cuando ella las escribió me contó la historia que cada una de estas frases entrañaba para ella.  Alguien se las dedicó en un momento oportuno. Y eso fue lo que a mi me transmitieron esas frases, de repente quise guardarlas para poder compartirlas en el momento exacto con quien fuera preciso.  Por ello yo les invito a que le regalen esas frases a su gente, a sus amigos, a su pareja, a su familia, y si me apuran a quién quieran, aunque nada (aparentemente) les una. Porque las cosas funcionan cuando se hacen en el momento exacto, cuando esa persona  pronuncia las palabras mágicas son cuándo estas se vuelven eso, mágicas. Prueben.

Después de este post vomitaré azúcar y me convertiré en piruleta.







domingo, 3 de marzo de 2013

Zapatos rojos


Soy del sur, quizás por eso tengo que perderme por el norte para encontrarme.

Destino: Salamanca.

Ya la nevada que nos sorprendió por el camino anunciaba el frío que íbamos a pasar. He aquí la prueba.

 Somos muchos los que pensamos que cambiando de aires también cambian las ideas. En este caso no sé si Salamanca habrá cambiado mi forma de pensar, lo que sí les aseguró es que mis ideas están cogelás.
   
Lo necesitaba. Necesitaba perderme por lugares y rincones para  ver que hay más mundo que  detrás de mi amada Andalucía. Gente que merece la pena conocer y lugares difíciles de olvidar.

Hace tiempo que creo que cada uno de nosotros tiene un camino. Esto no significa que  todo esté escrito y qué hagas lo qué hagas esté marcado; sino que al nacer, tus padres te ponen al principio del recorrido y  ahí comienzas tu aventura, la vida. Para que os hagáis una idea  yo imagino una gran línea roja en la que pone START y muchos bebés que gatean. Unos más lentos que otros. Y así, estos bebés van avanzando a medida que crecen.  Suelen entretenerse mucho por el camino: se paran a ver las flores, el cielo, y todo lo que va apareciendo en el camino.  

No es una carrera sino un paseo, aunque muchos se dan cuenta de este detalle cuando han llegado al final… del túnel.

Al principio  queremos llevar una gran velocidad, tener ventaja frente a los demás nos hace sentirnos mejores, mas fuertes. Procuramos pararnos poco, y mucho menos si es para ayudar al resto. Cuando al final nos damos cuenta de que la línea de meta está a punto de ser alcanzada, es entonces cuando todos vamos más lentos, aunque sepamos que ya es demasiado tarde. Mientras tanto hay quien se ha entretenido demasiado por el camino o quien simplemente se quedó atascado. Podemos hacer el camino solos o acompañados, para siempre o tan sólo un tramo de éste. Podemos despedirnos y volvernos a encontrar.
Una que se hace mayor porque está a punto de cumplir la veintena y bueno, porque la peluquera le ha dicho que le ha salido una cana, va por el camino algo perdida. Me siento como Doroty Gale en el Mago de Oz. Mi camino también es de baldosas amarillas, pero no tengo zapatos rojos… ya tengo excusa perfecta para comprármelos.

Salamanca ha sido como ir hacia la segunda estrella  a la derecha volando todo recto hasta el amanecer. Un rodeo al camino que todos toman. El respiro de aire que necesitaba. El cambio de pilas que ansiaba mi motor.

Y con esto del cambio, he decidido que ahora en el blog habrá una canción que inicie las entradas.

Antes de leer la entrada activas la canción para que se reproduzca en bajito mientras la lees.

. Me gusta, y sí, se me ha ocurrido a mí solita. 

A POR ELLOS

Hace poco tiempo uno de vosotros, de los lectores, me proponía que escribiera un post del Sevilla FC aprovechando que el día 27 jugaba contra el Atlético de Madrid.  Ya saben que no soy partidaria del pan y circo, pero por ser quien eres, hoy este post va por ti. De esta forma queda saldada la deuda que tengo contigo:  fuiste el primero en someterte a una de mis entrevistas.

El resto perdónenme por no venir a contarles  que Bárcenas sigue siendo más  sinvergüenza  que ayer pero menos que mañana. Pero sí,  antes de comenzar les pediré un minuto de silencio por la muerte de Stéphane Hessel, autor de "¡Indignaos!"  Indignaos porque Montoro insinúa que algunos diputados no pagan impuestos, como si eso no lo supiéramos, !Indignaos!

1,2,3,4,5,6,7,8,9,10,11,12,13,14,15,16,17,18,19,20,21,22,23,24,25,26,27,28,29,30,31,32,33,34,5,36,3
7,38,39,40,41,42,43,44,45,46,47,48,49,50,51,52,53,54,55,56,57,58,59,60.

PI. PI.PI

Comienza el partido y ojalá pudiera verlo desde el asiento 69 en la fila 15 de la esquina de Gol Norte. Cuánto echo de menos el ambiente en el campo, los cantos, las risas y el olor a porro. La primera vez que fui me falto poco para vomitar ¡Qué asquito! Luego una se acostumbra  y ahora hasta lo echa de menos. Lo cierto es que los domingos eran menos domingos si había partido. Echo de menos al típico que no te conoce de nada pero que al marcar un gol te abraza y a la mujer mayor que le grita al árbitro como le grita a su nieto para que suba a comer. Ese era nuestro pan de cada domingo.

Bueno en lugar de eso he cogido un buen sitio en mi sofá junto al calentador. Tan sólo sintonizo Telecinco porque eres tú, sino juro que escucharía la radio. Hace tiempo que no disfruto de un partido y jamás antes había escrito nada al respecto... pero la intención es lo que cuenta ¿No?

El Sevilla FC se enfrenta esta noche al Atlético de Madrid en su estadio, El Estadio Ramón Sanchéz Pizjuan. Se trata del partido de vuelta de la semifinal de la copa del Rey. El resultado del partido no es favorable, pero torres más altas cayeron... o no. 

El partido empieza regulá. Gol de Diego Costa y la moral del Sevilla se hunde. Bueno se hunde todo lo que se podía hundir porque no es que el sevilla haya salido reluciente en la primera parte.  A pesar de eso sí el campo está lleno, petao, que es como nos gusta llamarlo a nosotros. Al menos hay algo que no ha cambiado y es ese sentimiento, rojiblanco, que nos caracteriza. Y no, no todos los rojiblancos somos BIRIS, de los que me reservaré la opinión por estar en horario infantil. 

Seamos sinceros, el partido no tuvo buena pinta. La mezcla explosiva : "A la calle Medel  y el segundo entrenador del Sevilla, amarilla para Rackitich, gol en el minuto de descuento y roja directa a Kondogbia" no podía salir bien. No era un plato digno de Arguiñano. Vimos un Sevilla presionado, nervioso porque había bastante en juego. La semifinal se le fue de las manos, o mejor dicho de los pies, puesto que el empate venía en el minuto de descuento. Para cuando el Sevilla quiso despertar ya era demasiado tarde, aunque de los errores se aprende ¿no?
Más vale tarde que nunca pensamos muchos de los que veíamos el partido, soñando con un gol más, con un paso a la final que nos hiciera sentir de nuevo que estamos vivos. 

Me resulta inútil echarle la culpa al entrenador. Al fin y al cabo al menos ha mejorado la situación que hace meses veníamos viviendo. La despedida de Míchel sólo fue una pérdida para mi madre que aún sigue pensando que es el entrenador/ex-futbolista más guapo de la liga española. Difiero en eso con ella, como en casi todo. 

Ah y si no lo digo, reviento: lamentable Diego Costa. 

Echo de menos al Sevilla que me hacía rugir en Nervión. Un Sevilla que a pesar de atragantarse con leones era capaz de ofrecer fútbol, buen fútbol. Ese Sevilla en el que el juego de la pelota primaba sobre el gol, aunque este último siempre fuese el principal objetivo. Un Sevilla que me hacía volver con buen sabor de boca tras el partido a pesar de haberme comido 2 paquetes de pipas yo sola. 

Ahora nos toca estar ahí de nuevo, no hay copa pero siempre nos quedarán los chupitos. Viene el Celta y la liga aún no ha acabado. 

Por eso no me queda más que pedirte que te unas a mí con el grito de " A POR ELLOS". 

El fútbol es sólo un juego para muchos, una forma de compartir con la gente un sentimiento y una ilusión para otros. Es la escusa perfecta para olvidar que detrás del domingo viene el lunes y con ello la rutina. Y es por qué no, una forma de vivir.